El primer operativo de ablación de órganos del año se efectuó en el hospital Materno Infantil

SALTA 19 de enero de 2023
Se trata de una ablación multiorgánica y de tejidos que demandó unas cuatro horas, con la intervención de equipos médicos locales y de Buenos Aires. Recomendaciones para comunicadores.
87369-el-primer-operativo-de-ablacion-de-organos-del-anio-se-efectuo-en-el-hospital-materno-infantil

En la mañana de ayer miércoles, se concretó en el hospital Materno Infantil la primera ablación de órganos y tejidos del año en la provincia, con un donante pediátrico.

Fue un operativo en el que se ablacionaron hígado, riñones, córneas, válvulas cardíacas y fascia muscular.

En la ablación de hígado y fascia muscular, intervinieron profesionales de la Fundación Favaloro, de Buenos Aires; la ablación de riñones estuvo a cargo de un equipo local, integrado por los médicos Guillermo Verazay y Pablo Martos.

Las córneas fueron ablacionadas por Tomás Olivera Rojo y las válvulas cardíacas, por Daniel Sánchez, ambos profesionales salteños.

Importancia de la donación

Los avances de la ciencia médica hacen posible que el trasplante de órganos sea una práctica cotidiana, con la cual se puede mejorar la calidad de vida de muchas personas y, en muchos casos, salvar vidas.

Para realizar un trasplante es necesario contar con órganos o tejidos, lo que indica la importancia de que las personas mayores de edad manifiesten su voluntad favorable a la donación.

La Ley N° 27.447 habilitó que la ablación de órganos o tejidos pueda realizarse sobre toda persona mayor de 18 años que no haya dejado constancia expresa de su oposición. Asimismo, la norma contempla que las personas que deseen manifestar su voluntad afirmativa o negativa, puedan hacerlo. Esta manifestación se puede modificar en cualquier momento.

La escasez de órganos es una problemática mundial y es la principal limitación para el trasplante. Siempre habrá más pacientes que requieran un trasplante que órganos disponibles, razón por la cual existen listas de espera únicas para todo el país, ya que todos los ciudadanos tienen el mismo derecho y las mismas posibilidades de recibir un trasplante.

Las listas contienen el registro de los pacientes que necesitan un trasplante, agrupados por órganos o tejidos a trasplantar. El ordenamiento de la lista se da en cada operativo de procuración, cuando se conocen las características de compatibilidad entre el donante y el receptor, sobre la base de criterios preestablecidos.

No toda persona fallecida puede ser donante de órganos. Para que la donación sea posible, el fallecimiento debe producirse en la terapia intensiva de un hospital y la muerte debe certificarse según criterios neurológicos.

Recomendaciones para comunicadores

Sobre los procesos de procuración y trasplante de órganos y tejidos, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) estableció recomendaciones tendientes a preservar la confidencialidad de datos, tanto de donantes como de receptores.

En ese sentido, se recuerda que el derecho de la comunidad a ser informada debe concretarse en un marco que respete la intimidad y el derecho que tiene toda persona a que aspectos pertenecientes a su vida privada no sean divulgados sin su autorización.

La divulgación de datos personales atenta contra el espíritu de la donación de órganos, que debe ser anónima, voluntaria, altruista y desinteresada.

Se debe respetar la privacidad de las personas involucradas en procesos de donación y trasplante y mantener la confidencialidad de la información y datos personales.

Divulgar la identidad puede traer consecuencias negativas para las familias de los donantes y para los receptores de los órganos o tejidos.

·         Dar detalles específicos, como forma de muerte del donante, procedencia y destino de los órganos, edad y sexo de los donantes, puede contribuir a la identificación de donantes y receptores y, en algunos casos, facilitar el efecto no deseado de que se establezcan contactos entre receptores y familiares de donantes.

Los familiares de los donantes pueden ver interferido su proceso de duelo y tener falsas ilusiones acerca de que su familiar fallecido está vivo en otra u otras personas, generando vínculos basados en la negación de la muerte.

En relación con las personas trasplantadas, puede afectar y perjudicar el proceso de adaptación a su órgano o tejido trasplantado y generar sensaciones de culpa o de deuda hacia la familia del donante.

Estas y otras recomendaciones están contenidas en la Guía de Referencia para Periodistas y Comunicadores sobre Donación y Trasplante, elaborada conjuntamente por el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Red Argentina de Periodismo Científico (RAdPC).

También se inscriben en el marco de la ley 27.447 y pretenden ser una referencia para el abordaje responsable de las noticias vinculadas a la donación y al trasplante, desde una mirada integral, que preserve a los actores involucrados en estos procesos.

Se puede acceder a la guía desde los sitios web de INCUCAI, OPS y RAdPC.
 
Secretaría de Prensa y Comunicación Salta

Te puede interesar