El cáncer colorrectal es altamente curable si se detecta y trata a tiempo

SALTA 30 de marzo de 2021
Este tipo de cáncer es de los más comunes y de más fácil diagnóstico. En la mayoría de los casos, la enfermedad evoluciona a partir de pólipos benignos, por lo que la consulta médica temprana es fundamental.
75367-el-cancer-colorrectal-es-altamente-curable-si-se-detecta-y-trata-a-tiempo

El 31 de marzo es el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Colon o cáncer Colorrectal, enfermedad que, según la Organización Mundial de la Salud, tiene tasas elevadas de curación si es detectado a tiempo y tratado de acuerdo con las prácticas óptimas.

Para visibilizar la problemática, el monumento al General Martín Miguel de Güemes será iluminado con tonalidad azul, que simboliza la lucha contra la enfermedad a nivel mundial.

El objetivo es concientizar sobre la importancia de la detección temprana y los controles preventivos a partir de los 50 años, aunque no se tengan síntomas.

Características

Se trata de una afección consistente en un crecimiento incontrolado de las células del colon y/o recto. En la mayoría de los casos, comienza como un crecimiento en el revestimiento interno del colon o del recto, lo que se conoce como pólipo y que puede devenir en cáncer con el paso del tiempo.

El cáncer de colon es uno de los más comunes y de más fácil diagnóstico, como también el de mayor probabilidad de curación si se lo detecta en forma temprana y es adecuadamente tratado.

Detectado tempranamente, el cáncer colorrectal se cura en un 90% de los casos. Incluso, si se lo diagnostica en un estado más avanzado, la curación alcanza al 60% de los casos.

Los principales factores de riesgo de esta enfermedad son:

  • la edad
  • la alimentación
  • la genética
  • historial médico
  • antecedentes familiares
  • estilo de vida poco saludable

Factores predisponentes

Las personas más propensas son las comprendidas entre 65 y 75 años de edad, mientras que en riesgo intermedio se encuentran las comprendidas entre los 50 y 65. Cuando se da antes de los 35 o 40 años, suele ser por una predisposición genética.

Una dieta basada en alimentos ricos en grasa y pobres en fibra es factor predisponente a la enfermedad, aunque también juega un papel importante la cuestión genética, ya que es posible que se transmita hereditariamente.   

Tienen mayor predisposición a padecer cáncer de colon quienes tienen o han tenido pólipos de colon o recto, colitis ulcerosa, cáncer de mama, útero u ovarios. Si hay parientes de primer o segundo grado que tienen o han tenido la enfermedad, hay que efectuar estudios.

La obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol son factores de riesgo para contraer cáncer colorrectal.

Síntomas

El cáncer de colon y/o recto tiene una larga evolución y sus síntomas pueden variar, dependiendo de la localización del tumor en el intestino grueso. Las molestias más frecuentes aparecen cuando la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada.

Sin embargo, los síntomas no son exclusivos de la patología y pueden producirse ante la presencia de hemorroides o algunos trastornos digestivos.

La recomendación es acudir a la consulta médica en forma temprana si:

  • hay cambios en el ritmo intestinal, como diarrea o estreñimiento
  • si se observa sangre en las heces
  • si hay dolor o molestias abdominales
  • si hay pérdida de peso sin causa aparente
  • si hay falta de apetito o cansancio constante

Otros síntomas pueden ser mareos, falta de aire, deposiciones más estrechas de lo habitual.

Prevención

En todos los tipos de cáncer existen factores de riesgo que hacen que las personas que estén expuestas a ellos tengan más probabilidades de desarrollar un tumor maligno.

Se recomienda evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol, controlar el sobrepeso, hacer actividad física regular, llevar una alimentación equilibrada, con pocas grasas y carnes rojas, consumir más pescado y pollo, consumir alimentos ricos en fibra, incrementar el consumo de frutas y verduras, especialmente coliflor, repollitos de Bruselas, brócoli y legumbres.

Evolución de la enfermedad

El cáncer colorrectal consiste en un tumor maligno que se desarrolla en la última porción del tubo digestivo, llamado intestino grueso. Se produce como consecuencia de la interacción de factores hereditarios, ambientales, de la alimentación y estilos de vida.

En más del 90% de los casos, se origina a partir de una lesión conocida como pólipo adenomatoso, que se forma por el crecimiento anormal de las células del colon. Estos pólipos pueden desarrollarse lentamente durante más de 10 años y, si no se detectan y extirpan a tiempo, pueden evolucionar hacia un cáncer. 

Este es el segundo cáncer más frecuente en la Argentina, del cual en el año 2020 se contabilizaron 15.895 nuevos casos: 8493 en varones y 7402 en mujeres.

A pesar de ser fácil de prevenir por su lento desarrollo, este tumor origina miles de muertes y sigue siendo un problema sanitario a nivel mundial. Más del 90% de los cánceres colorrectales se producen en personas mayores de 50 años. 

Te puede interesar