Un abogado pampeano abusó de su nieta, pero no irá preso porque la jueza valoró que tiene “buen concepto social”

POLICIALES 01 de mayo de 2021
Fue condenado a tres años de prisión de ejecución condicional. La fiscalía pedía una condena de cinco años.
la-jueza-maria-jose-gianinetto___sKKMS1SSc_1256x620__1

Un abogado de 65 años fue condenado por abusar sexualmente de su nieta de seis años en la localidad pampeana de Victorica, pero no irá a la cárcel. Una jueza de esa provincia le impuso una pena de tres años de ejecución condicional al valorar atenuantes como que el abusador tiene "buen concepto social".

"Los testigos aportados por la defensa han manifestado que es una persona de buen concepto social, involucrado incluso con causas de significación en la sociedad de Victoria, como lo fue colaborar en la creación de la Cámara de Comercio y en la Asociación de Pueblos Originarios, tendiente al reconocimiento y visibilización de sus derechos", precisó la jueza en su fallo.

La fiscalía había solicitado una pena de cinco años de cárcel por el abuso al que fue sometido la niña.

Otros de los atenuantes que consideró la jueza María José Gianinetto son que el condenado “colabora económicamente con gran parte de su familia” y que “desde que sucedió el abuso, el acusado cumplió con las medidas impuestas”.

la-jueza-maria-jose-gianinetto___9Hxm57aUx_720x0__1

Según consignó el medio pampeano La Arena, "Gianinetto, para fijar la sanción, valoró como atenuantes que el imputado no registra antecedentes condenatorios, que es una persona de trabajo y que 'ejerce su profesión de abogado aún al día de hoy', y se encuentra ya jubilado de su labor como profesor".

Agregó Gianinetto que tampoco podía dejar de valorar la edad del abusador, "por lo que el efecto de la pena que se imponga será de mayor intensidad a la que podría tener sobre una persona más joven".

"La edad del acusado me inclina a sostener que [la pena] debe ser de ejecución condicional, dado que, como adelanté, existirá una mayor afectación a los efectos de la pena que en una persona más joven, tornándose en ese caso una pena cruel e inhumana, tal como lo sostuvo la defensa", cerró.

"A ello se suma el tiempo transcurrido desde la ocurrencia de los hechos, y que a la fecha no existieron noticias de algún tipo de inconveniente entre las partes; sino por el contrario, [el acusado] cumplió debidamente las medidas sustitutivas que le fueron impuestas y se presentó en todas las oportunidades en que fue citado", señaló la jueza.

Al argumentar las razones de la condena, la magistrada también precisó que se trató de un "abuso sexual simple" y que "amén del obvio daño que resulta padecer un hecho como el investigado, lo cierto es que el daño causado no ha representado un grado tal que justifique el pedido de la fiscalía".

Mencionó Gianinetto las pericias psicológicas que se le realizaron a la niña, en la que hallaron "características de afectación emocional, descartando la presencia de traumas o trastornos".

LGP

Te puede interesar