"Las derechas que promueven odio y violencia no deben tener cabida en el mundo"

POLÍTICA 20 de septiembre de 2022
Durante su exposición en la Universidad The New School, en la ciudad de Nueva York, el Presidente además aseguró: "En el norte vuelan los misiles, en el sur se distribuye el hambre. ¿Cuánto tiempo más vamos a soportar esta injusticia? Tenemos que decir basta".

El presidente Alberto Fernández advirtió este martes sobre los movimientos de "odio y violencia y los viejos fascismos que vuelven a reaparecer" en el mundo y sostuvo que el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner en la Argentina "es resultado de ese odio y negarlos no nos hace bien".

"Uno ve cómo las derechas recalcitrantes avanzan en Europa. No hay ningún problema con las derechas democráticas, pero las derechas que promueven el odio y la violencia no deben tener cabida en el mundo que vivimos", dijo el mandatario al exponer sobre “Desafíos globales: una perspectiva latinoamericana” en la Universidad The New School, donde llamó a "construir un nuevo sistema internacional equilibrado y equitativo".

632a09ec744b9_900

En el marco de su presencia en la ciudad de Nueva York, donde expondrá en la asamblea general de las Naciones Unidas, Fernández señaló que "en la desesperanza es donde se siembra el odio, la violencia, los viejos fascismos que vuelven a aparecer en el mundo" y añadió: "Lo que pasó con Cristina es resultado de ese odio y negarlo no nos hace bien".

"En el norte vuelan los misiles, en el sur se distribuye el hambre. ¿Cuánto tiempo más vamos a soportar esta injusticia? Tenemos que decir basta. Tocamos fondo con la pandemia. Basta"

Por otro lado, en su disertación, el Presidente habló de las consecuencias en todo el mundo de la pandemia, primero, y la guerra en Ucrania, después, y la necesidad de "construir algo distinto".

"Somos sobrevivientes de una pandemia, una de las mayores tragedias que la humanidad recuerda. Tenemos el deber ético y la obligación moral de construir algo distinto. El sistema financiero internacional distribuye riqueza en unos pocos y pobreza en millones", dijo el mandatario argentino.

632a09ec47749_900

En esa línea, advirtió: "No es posible que sigamos emitiendo derechos especiales de giros para que queden en las arcas de los poderosos, porque seguimos enriqueciendo a los ricos. Tenemos que cambiar. El mundo nos dio una alerta".

"No puede seguir existiendo el sistema de sobrecargos que triplican las tasas de intereses que pagamos los países deudores después de padecer una pandemia como la que padecimos", señaló también en su alocución.

632a09ec5dae7_900

Asimismo, Fernández consideró que la Argentina es "parte del mundo de los países deudores" y agregó: "No hemos generado la deuda: la hemos heredado. Y enfrentamos la cuestión de la deuda con toda responsabilidad, pero tenemos que repensarlo".

"Somos sobrevivientes de una pandemia, una de las mayores tragedias que la humanidad recuerda. Tenemos el deber ético y la obligación moral de construir algo distinto. El sistema financiero internacional distribuye riqueza en unos pocos y pobreza en millones"

En cuanto a las consecuencias de la guerra en Ucrania, el jefe de Estado sostuvo: "Están sembrando hambre en el hemisferio sur. Es una guerra que afecta globalmente a todo el mundo. La voz de América Latina tiene que estar presente. Es muy posible que América Latina acabe teniendo una oportunidad en esta guerra, porque se necesita producir alimentos y energía".

"En el norte vuelan los misiles, en el sur se distribuye el hambre. ¿Cuánto tiempo más vamos a soportar esta injusticia? Tenemos que decir basta. Tocamos fondo con la pandemia. Basta", concluyó.

Las reservas energéticas
En esa sintonía, el Presidente indicó que la Argentina "tiene la segunda reserva de gas no convencional" y la "cuarta reserva petrolera no convencional" del mundo, algo que representa una "oportunidad" para "poner el excedente" en otros lugares del globo.

"Podemos poner esa dimensión energética al servicio del mundo y tener una formidable ganancia", expresó el mandatario.

632a09ec2f7c2_900

Sin embargo, Fernández subrayó que "no sólo" es Argentina la que tiene hidrocarburos para exportar, sino "también Brasil, Venezuela y Bolivia".

"Quisiera proveerle al mundo todo esto desde América Latina. Si desarrollamos todo esto es más inversión y trabajo que se genera en nuestro continente", remarcó.

Entre otras de las energías, el Presidente también hizo alusión al litio, la energía eólica y el hidrógeno verde.

"Entre Chile, Bolivia y Argentina tenemos el 60% del litio que el mundo necesita", agregó sobre una energía que considera "del futuro"

Y agregó: "Tenemos los vientos para desarrollar energía eólica e hidrógeno verde".

El rumbo de América Latina
En otro orden, Fernández expresó que en la actualidad "América Latina está repensando su rumbo" luego de algunos años de "intentos de destruir el Mercosur" y de haber "hecho trizas Unasur".

"Gabriel Boric ganó en Chile, Gustavo Petro ganó en Colombia, Lula Da Silva esta dando pelea en Brasil. Dios quiera que le vaya bien y que los brasileños lo acompañen. Tenemos una oportunidad", destacó el mandatario.

Al terminar su alocución, Fernández fue consultado por el posible ingreso de Argentina al grupo de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

"Espero que prontamente nos dejen sumarnos. Creo que hay una alternativa de desarrollo que puede servirnos y mucho", indicó el Presidente y detalló que tuvo conversaciones con el presidente ruso Vladimir Putin, el mandatario chino Xi Jinping, el primer ministro indio Narendra Modi y el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

En relación a la posibilidad de que la Argentina y Brasil diseñen una moneda en común, Fernández remarcó que es un proyecto que "se habla hace muchos años".

"Brasil y Argentina son parte del Mercosur y es aproximadamente el 75% del producto bruto sudamericano. La integración a través de una moneda común sería maravilloso", señaló el Presidente.

Y completó sobre la relación con su mayor socio comercial: "Si los resultados electorales en Brasil ocurren como presagian las encuestas podamos tender una línea más simple de trabajo".

POR NICOLÁS POGGI / Télam

Te puede interesar